Sociedad

Si Argentina continúa así en la Educación, estará peor que África de hace 10 años

El legislador rionegrino Juan Martín ingresó a la Legislatura provincial un proyecto de ley para declarar la emergencia educativa y clasificar a la actividad como esencial. 

La idea, titulada como “Ley de Emergencia Educativa y de Protección Especial de Grupos Vulnerables en Estado de Excepción”, se encuentra en una petición de firmas en el sitio Change.org y fue avalada, según el texto, por 500 especialistas en Salud, Derecho, Educación, Instituciones Democráticas, Ciencia y Tecnología y Economía.

Los principales objetivos de la idea son promover un plan que garantice los Derechos Humanos al acceso a la Salud, al Trabajo y a la Educación; evitar que se produzcan inequidades educativas que comprometan a las futuras generaciones; y contribuir para una mejor gestión de la pandemia. 

En diálogo con FRECUENCIA ZERO, la autora del escrito y abogada, Analía Marsella, destacó que si Argentina y Latinoamérica seguían de esta manera, estarán peor que África hace diez años. En ese sentido subrayó que se debía hacer un diagnóstico de la situación particular de cada niño. 

Al mismo tiempo pidió que se suspendiera cualquier prohibición y que se revisaran los protocolos sanitarios, debido a que, desde su punto de vista, los menores estaban más protegidos en las escuelas, que contaban con medidas de higiene. A la vez recordó que en Río Negro, se abrían los comercios, pero no los colegios. 

No obstante, Marsella aseguró que la virtualidad debía continuar frente a situaciones como una nevada, y que el acceso debía garantizarse. Sin embargo remarcó que la educación no había sido una prioridad para el Gobierno. 

También remarcó que los jueces provinciales habían rechazado cuatro de los tres recursos de amparo presentados contra la suspensión de la presencialidad en las aulas; y que la presidenta de la comisión del área de la Legislatura provincial, Mónica Esther Silva, se había pronunciado en los medios de comunicación contra el título del texto sin haber leído el escrito. 

Además, la especialista sostuvo que los intereses de los menores primaban por sobre los de cualquier adulto, y que, desde marzo de 2020, se había acumulado una experiencia sobre el COVID-19 que permitía repensar las estrategias. A la vez recalcó que los representantes del Estado no contaban con datos estadísticos para impulsar la clausura de las instituciones escolares. 

En la última semana, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó durante una actividad el retorno a las jornadas completas en la Ciudad. Hasta ahora, ninguna otra provincia lo acompañó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus