Salud

“Se han cometido muchos errores”

La Pampa, Misiones, Corrientes y Chaco comenzaron a usar al antiparasitario ivermectina como método de tratamiento contra el Covid-19, pese a no tener autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). El ministro de Salud de esa provincia, Mario Kohan, declaró que pretenden incorporarse a un sistema de Intervención Monitoreado.

Ricardo Teijeiro, médico infectólogo, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, analiza esta situación aportando claridad a algunos conceptos médicos que tratan de respaldar políticas públicas.

La ivermectina es un producto medicinal que se usa habitualmente como antiparasitario y, dentro de los usos aprobados, es el más importante. Como todos los productos medicinales se aprueban cuando se estudia y comprueba que puede tener otro tipo de acción. En estudios de laboratorio in vitro (sin la aplicación en personas humanas) se ha comprobado que disminuye la replicación del virus, que pueda multiplicarse.

Ricardo Teijeiro, Sociedad Argentina de Infectología

Los estudios de investigación se realizan con protocolos estrictos que reúnen criterios de investigación, de inclusión y exclusión, con seguimientos individualizados, con criterios de aleatoriedad, y dobles ciegos para alcanzar un trazo comparativo. Sin embargo el profesional no puede dar cuenta de que significa la expresión del ministro de salud pampeano al referirse a Sistema de Intervención Monitoreado.

En Perú de ha autorizado el uso del producto pero no de estudios que hayan comprobado la efectividad del producto. En esta enfermedad, que es muy joven, se han cometido muchos errores, lo que obliga a moverse cuidadosamente. Cada paciente tiene su especificidad y cada fármaco su indicación por lo que el carácter del tratamiento debe ser determinado por la medicina. Por ejemplo, el corticoide ha demostrado efectividad en la mejora de pacientes que cursa procesos inflamatorios pulmonares importantes. Algunos se usan sin haber demostrado una eficacia muy importante, como así también, con la autorización de ANMAT hoy se está usando el suero equino en grupos de pacientes moderados a graves en nuestro país con resultados óptimos.

El comportamiento social también es un factor que demuestra que no se está dando la dimensión adecuada a la pandemia como problema médico y fenómeno social. Hay que evaluar la situación de cada jurisdicción y lograr una irrenunciable acumulación de conocimiento  de lo vivido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus