Tecnología

Moto G8 Play: Gran batería y poco más


Al igual que su hermano mayor, el moto G8 play nace a partir de un requerimiento del mercado, para adaptarse más rápidamente a las necesidades de los usuarios más exigentes en un mundo en donde la tecnología avanza constantemente.

Diseño: No se lo siente tan bien como se lo ve

El moto g8 play no presume de materiales premium. Está construido íntegramente en plástico, y la diferencia al tener el moto g8 plus que cuenta con cristal y metal, es significativa. Simplemente se siente como un equipo bastante más barato.

Una pantalla con varias sombras

Su pantalla IPS de 6.2”, con formato 19:9, también es de menor calidad. La nitidez es regular por contar con una resolución menor, de 720×1520 pixeles (271 ppi), con ángulos de visión apenas correcto debido a las alteraciones de colores que sufre al observarlo desde los costados, y sobre todo un ghosting muy marcado y apreciable (efecto que se produce al realizar scroll y notar una estela en el contenido). Lamentablemente el moto g8 play también sufre en cuanto al táctil, sobre todo en los bordes, donde es menos sensible.

El audio es muy bueno en este rango de precio. Aun sin poseer una solución estéreo, se escucha fuerte y bastante claro.

Hardware: Incorporar un chispet Mediatek tiene sus consecuencias

Con respecto al Hardware, Motorola ha decidido incorporar procesadores mediatek en lugar de Qualcomm en el moto g8 play. Concretamente se trata del Mediatek MT6771 Helio P70M (12nm) un Octa-core (4×2.1 GHz Cortex-A73 & 4×2.0 GHz Cortex-A53) con GPU Mali-G72 MP3. No es la primera vez que vemos que la marca opta por otro tipo de chipset. Lo vimos en los Motorola One que estaba potenciado por un chipset Exynos de Samsung.

En este caso, a priori, en cuanto a potencia, los resultados de benchmarks marcan una buena performance, y si bien las aplicaciones abren bastante rápido, en el día a día hemos notado inestabilidades en la navegación por el sistema, con algunos lags y ralentizaciones que no se observaron en el moto g8 plus. Tal vez, este problema tenga causa en la falta de optimización del software con respecto al chipset, y/o en la falta de memoria RAM. El problema es que este equipo cuenta con solo 2 GB de RAM, algo inexplicable teniendo en cuenta que dos generaciones atrás, es decir, el moto g6 play contaba con 3 GB; además en 2020 es algo inadmisible en un equipo de gama media-baja contar con tan poca memoria RAM.

This image has an empty alt attribute; its file name is g8play2.png

Respecto al rendimiento en juegos, lamentablemente el rendimiento tampoco estuvo a la altura. Se observan lags y trabajas con fps relativamente bajos en Asphalt y especialmente en Gear Club. En Call of Duty Mobile también se aprecian algunas trabas y llama más la atención, ya que es un juego muy bien optimizado.

Por su parte, cuenta con 32 GB de almanamiento de tipo eMMC 5.1.

Gran autonomía con 4000 mAh

Su batería es de 4000 mAh, y rinde perfectamente para una jornada de uso intensivo. También es posible extender esta autonomía hasta los 2 días dependiendo del uso que le demos.

Cámaras: la incorporación de un gran angular no siempre alcanza

El moto g8 play, cuenta con un sensor principal de 13 MP con apertura f2.0 y pixeles de 1.25 micrómetros. El sensor es capaz de grabar hasta 1080p a 30fps, y no por limitación del chipset, sino tal vez por el mismo sensor o decisión de la marca.

Además cuenta con un sensor ultra gran angular de 8 MP, de apertura f2.2, que en este caso si está dedicado a la fotografía (una decisión difícil de entender por parte de Motorola cuando recordamos que en el modelo Plus esto no es posible).

Finalmente posee un sensor de 2 MP de apertura f2.2, que proporciona información de profundidad para poder mejorar el modo retrato.

Los resultados obtenidos por la cámara en condiciones buenas de luz son aceptables, y dentro de lo “esperable” para este rango de precios, pero para nada destacables. El mayor problema que presentan las fotos con el sensor principal es la falta rango dinámico. Las fotos sacadas a contraluz suelen salir totalmente quemadas e incluso las fotos normales, tampoco son capaces de resolver bien las escenas. Lo mismo sucede en general sobre zonas oscuras, se pierde mucha información.

Al bajar la luz, las fotos salen lavadas, con colores pálidos y mucho más ruido, mientras que de noche, los resultados serán para salir del paso, ya que la presencia de ruido excesivo arruina por completo cualquier toma, al mismo tiempo que las luces de las farolas se descontrolan por completo. Y no, lamentablemente el equipo no cuenta con un modo noche en comparación, por ejemplo, con el moto g8 plus que ademas cuenta con la tecnología Quad Pixel, que al tener pixeles más grandes permite captar mas luz mejorando el resultado final. En resumen, esta cámara no es recomendable para sacar fotos de noche y solo podrían salvarse con el flash en una captura con un objetivo cercano.

El gran angular, ofrece resultados esperables; los colores son algo mas cálidos, mientras que el rango dinámico es aún mas limitado que en las fotos con el sensor principal. El mayor problema es la falta de nitidez, aún cuando el sensor posee 8 MP, que para un gran angular en este precio, no está nada mal. Por último decir que, como es de esperar, las esquinas tienden a distorsionarse por las famosas aberraciones en los lentes gran angular, que en este caso no fueron bien resueltas mediante el procesado de software.

Y si la pregunta del lector es por la Gcam, que en estos casos suele salvar estos problemas, la respuesta es que lamentablemente no se puede descargar debido a que el equipo no cuenta con un Chipset de Qualcomm.

La calidad de video en 1080p, en general, es muy regular, tanto en nitidez pero especialmente en el rango dinámico que, para tratarse del sensor principal, deja mucho que desear.

A continuación dejamos varios ejemplos de fotografías con el sensor angular (izquierda) y gran angular (derecha), en distintas situaciones de luz:

El selfie en condiciones de buena luz tiene un resultado razonable, sin embargo, en interiores se pierde mucho nivel de detalle.

CONCLUSION

El moto g8 play es un equipo difícil de recomendar. Tiene buenas intenciones y apartados destacables como la batería o el software, pero falla en la incorporación de un chispet mediatek que no está correctamente optimizado, dando un rendimiento regular; ademas, dado que no es un chipset de Qualcomm, no se pueden mejorar las fotografías dado que es incompatible con la aplicación Gcam de Google. Si bien los resultados con buena luz son aceptables, de noche están muy por debajo de la competencia, incluso de la misma marca en otros equipos, y se penaliza así misma, por no contar con un modo noche. Suma algunos puntos el hecho de tener un sensor de gran angular que, a pesar de no tener resultados tan notables, destaca por estar presente en un equipo de bajo costo.

Pensamos que hay otras opciones mejores en el mercado como un Redmi Note 8 de Xiaomi, que si bien no se encuentra dentro del mercado oficial, se lo puede conseguir en la mayoría de las tiendas de importación. También podría ser una buena opción pagar un poco mas, y obtener un moto G8, el cual posee especificaciones bastante superiores a un precio apenas mayor.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus
Cerrar
Cerrar