Sociedad

La presencialidad enmascara la falta de políticas para garantizar la conectividad en CABA

La Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (GCABA) con respecto a la presencialidad en las escuelas del distrito, que había sido suspendida por el presidente Alberto Fernández en el anteúltimo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). 

En el documento, la Corte argumentó que la Ciudad contaba con la autonomía como para definir sus propias políticas en cuanto a la educación y que el Estado se había intrometido en una jurisdicción ajena sin una justificación. 

Por su parte, en diálogo con FRECUENCIA ZERO, la coordinadora de la cátedra de Ingeniería Comunitaria, María Eva Koutsovitis, remarcó que la defensa de la apertura de los colegios enmascaraba la falta de políticas para garantizar la conectividad por parte del GCABA. 

A la vez, Koutsovitis recalcó que un informe de su espacio y de la asociación civil Observatorio por el Derecho a la Ciudad, que incluía a 230 a familias y los 21 recintos educativos de la Capital, confirmaba que el 40% de los estudiantes no había accedido a una computadora. Además destacó que el 60% de los alumnos tenía una presencialidad mixta.

Además, la especialista enfatizó en que la Ciudad había reducido en un 41% el presupuesto educativo y que, de los 17 que había en 2020, habían quedado tres Centros de Reparación de equipos tecnológicos, por ende, según ella, las 30.000 notebooks repartidas por el GCABA se rompieron y no se arreglaron.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus