Economía

La carne está cara y los salarios baratos

 
La Secretaria de Comercio, Paula Español, advirtió que no le temblaría el pulso al momento de cerrar las exportaciones si el precio de la carne seguía en aumento. 
 
A la vez, la funcionaria remarcó que había que avanzar con medidas como subas, retenciones, encajes y cupos en determinados productos para frenar a los precios. Asimismo, el pasado 4 de febrero, la vicejefa de Gabinete, Cecilio Todesca Bocco, anticipó en declaraciones radiales que no se descartaba un aumento de los impuestos para el sector. 
 
No obstante, la inflación interanual en 2020 llegó al 36,1% y la pobreza, al 42%. En ese sentido, en diálogo con FRECUENCIA ZERO, el titular del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), Isaac Rudnik, resaltó que la solución era separar a los precios internacionales de los internos y no obstaculizar las exportaciones. 
 
Asimismo, Rudnik que si coincidían las canastas de consumo y de ventas al exterior, según él, se generaba una necesidad de tener medidas concretas. También subrayó que la carne estaba cara y los salarios, baratos.  y que nadie cerraría los envíos a otros países. En esa línea, destacó que Español buscaba negociar con los productores. 
 
Además, detalló que, si bien el Gobierno había impuesto congelamientos en determinados cortes, todavía se registraban subas del 30%. No obstante señaló que para defender el poder adquisitivo de la población, el Gobierno tenía que despegar a los costos nacionales de los del resto del mundo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus