Deportes

Esperando la estocada olímpica

La esgrima es uno de los atractivos más tradicionales en los Juegos Olímpicos. Desde 1896 forma parte del olimpismo moderno. Primero con las categorías florete y sable masculino individual. Recién en París 1924 apareció el florete individual femenino, mientras que la espada y el sable individual tuvieron lugar en Atlanta 1996 y Atenas 2004, respectivamente. En el caso de Tokio 2021, se celebrarán los 12 eventos.

Para esta presentación se prepara la esgrimista argentina Belén Pérez Maurice, quien atravesó un año particular por la pandemia del Coronavirus. Es que pasó de una seguidilla de competencias a entrenar en el living de su casa durante un tiempo. «Al principio fue un poco difícil porque nos tuvimos que adaptar», afirmó.

Sin embargo, nunca dejó sus prácticas ya que su entrenador, Lucas Salcedo, siempre estuvo al pie del cañón. Además, reconoció el apoyo del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) y los sponsors. El objetivo fue «entrenar lo mejor posible. Más que nada para mantenerse». «Cuando volvimos en julio, lo que sentí más fue la capacidad aeróbica. Hoy en día estoy recuperada», manifestó.

Más allá de las complicaciones iniciales, también destacó la oportunidad de descansar y trabajar la parte técnica. «Mejoré mucho en ese sentido. Pero nosotros estamos acostumbrados a competir. Es raro no hacerlo por 8-9 meses», consideró Pérez Maurice en diálogo con FRECUENCIA ZERO.

En relación al calendario para llegar a los Juegos Olímpicos, aseveró que no hay definiciones sobre la cantidad de torneos. Hasta el momento, sabe que arrancarían en febrero- marzo. Lo cierto es que todos los esgrimistas están en las mismas condiciones por las aperturas y cierres de los aislamientos, pese a que los equipos siguen sus preparaciones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus