Internacional

En Paraguay no hay más camas de terapia intensiva

El Ministerio de Salud de Paraguay confirmó 2.540 nuevos positivos de COVID-19 y 34 fallecimientos en las últimas 24 horas, cifras que marcaron un récord en los casos diarios.

Además, debido al pedido del Poder Legislativo, el pasado 5 de marzo renunció el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, y lo reemplazó Julio Borba. Asimismo, el Congreso rechazó la solicitud de juicio político al presidente, Mario Abdo Benítez, luego de dos semanas de protestas contra su gestión de la pandemia. 

En ese sentido, en diálogo con FRECUENCIA ZERO, la periodista paraguaya Vanesa Silguero advirtió que no había ni lugares en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) ni medicamentos, por lo que, según ella, las personas se morían por falta de atención médica y se salvaba el que podía.

Con respecto a las vacunas advirtió que Benítez había conseguido 4.000 dosis de Sputnik V, 4.000 donadas por Chile y Emiratos Árabes Unidos y 36.000 provenientes del sistema COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que llegarán a Asunción mañana.  Sin embargo, Silguero denunció que todavía no se había inoculado a todo el sistema sanitario y tampoco se había inmunizado a las personas mayores. 

Más adelante, advirtió que en septiembre, el país había pasado de tener 100 positivos diarios a 500 y 1.000 en diciembre, sobre una población de 6.000.000 de habitantes. Desde el punto de vista de la reportera, la cuarentena había afectado a la economía, lo que generó que se dieran permisos a los bares, en donde, en su teoría, los consumidores no respetaban la distancia social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus