Tercer sector

El Movimiento Evita se quedó con la caja del INAES

Alexandre Roig fue nombrado como titular del instituto, en reemplazo del fallecido Mario Cafiero. Hay resistencia de algunos sectores. El presidente del Coninagro abandonaría su cargo como vocal. 

Desde septiembre del año pasado, la titularidad del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) permanecía vacante, tras el fallecimiento de Mario Cafiero (tío de Santiago, actual jefe de Gabinete de la Nación). 

No obstante, Alexandre Roig fue nombrado como flamante presidente en las últimas horas. Se trata de un francés, nacionalizado argentino; y militante del Movimiento Evita (que encabeza Emilio Pérsico). Además, es sociólogo, investigador del Conicet y miembro de la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM).

Roig llega al INAES tras participar en la creación del Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular (Renatep) y desempeñarse como asesor de la Secretaría de Economía Social desde finales de 2019.

En su primera entrevista con Radio Gráfica, expresó su mirada sobre el sector y adelantó que continuarán los planteos iniciados por Cafiero. “Las cooperativas y mutuales son fundamentales porque priorizan el trabajo y la producción por sobre la especulación y los intereses del capital. Es una característica central para salir de las crisis”, resumió. 

A pesar de esto, el licenciado en cooperativismo y mutualismo, Hugo Iacovino, aseveró que no hubo ninguna oficialización. Encima, hay oposición de distintos sectores, como el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto. La Confederación continuaría en el INAES, aunque su titular renunciaría a la vocalía. 

Si bien Roig expuso un discurso coherente, Iacovino indicó, en diálogo con FRECUENCIA ZERO, dudas sobre la continuidad de las tareas por parte de algunos representantes. De hecho, hubo conformidad para que continúe Nahum Mirad en el puesto.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus