Opinión

Cómo odio tener razón

La Universidad de Buenos Aires (UBA) afirmó ayer que el Colegio Nacional de Buenos Aires retomaría el aprendizaje en el recinto en las próximas semanas, pese a que la Asociación Gremial Docente confirmó un paro para el 6 y el 7 de abril por falta de protocolos de higiene.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández advirtió ayer en sus redes sociales que había coincidido con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en que la presencialidad en las escuelas era una prioridad. 

En ese sentido, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires registró que un 0,17% de los asistentes a las escuelas se habían contagiado de coronavirus. Las clases en las aulas volvieron el 17 de febrero, día en el que la Ciudad reportó 400 casos; mientras que, en las últimas 24 horas, se informaron 1958 positivos en el distrito porteño. 

No obstante, en diálogo con FRECUENCIA ZERO, el historiador Eduardo Sartelli advirtió que 13 maestros habían fallecido por COVID-19 y que el índice R en niños de 0 a 13 años era del 1,4%, cifra catalogada como exponencial. También resaltó que los casos se habían triplicado y que los contagios en la Ciudad habían aumentado en un 59,1% desde el último 17 de febrero. 

También, Sartelli destacó que el sistema de salud privado porteño estaba ocupado en un 90% y que habría una situación aún peor en los próximos 15 días. Asimismo remarcó que había un esquema mixto y que, por los positivos en los colegios, se dictaban menos contenidos que durante el confinamiento. 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus