Juegos

Aventuras gráficas, un género que fue furor en los 90


iSpeech

En ContraGolpe estuvimos charlando sobre un género en los videojuegos que tiene una base de fans impresionante y que fue furor en una época, luego desapareció. Pero... ¿podría volver?. Estamos hablando de las aventuras gráficas.

Si hablamos de aventuras gráficas tenemos que hablar de LucasArts (creada por George Lucas) y su gran variedad de historias alrededor de este género. Quizás las nuevas generaciones no entiendan mucho de que se trataba esto. En resumen, el género consistía en una serie de videojuegos controlados en gran parte con el mouse donde movíamos a un personaje de un lugar a otro, haciendo click, abriendo cajones, agarrando objetos o interactuando con todo lo que pasaba. De ahí surgió el termino "point & Click". 

El primer videojuego en utilizar esta tecnología sería Maniac Mansion en 1987 con el motor gráfico SCUMM. El mismo fue creado por Ron Gilbert y Gary Winnick. Casi todo el juego hacía referencias a peliculas de horror clase B. Su éxito permitió que se lanzaran otros títulos como Zak McKracken and the Alien Mindbenders, la adaptación de la película Indiana Jones and the Last Crusade y la fantasía Loom.

Ya entrado los 90, comenzaría una de las sagas más amadas por los seguidores de la aventura gráfica. Estamos hablando de Monkey Island inspirado en Piratas del Caribe (el juego en el parque de diversiones no la película). El mismo fue escrito y diseñado por Ron Gilbert, Dave Grossman y Tim Schafer.

La historia de Guybrush Threepwood continuó durante cuatro títulos más pero ese primer videojuego dio opciones que hasta el momento nunca se había visto; como elección de dialogos y una increible banda sonora en sistema MIDI.

El motor gráfico SCUMM continuaría sacando títulos con mejoras sustanciales como Indiana Jones and the Fate of Atlantis (1992), la secuela de Maniac Mansion, Day of the Tentacle (1993) y Sam & Max Hit the Road (1993). Y fue en 1995 cuando lanzarían Full Throttle (el primer videojuego en correr bajo Windows) y The Dig, inspirado en una historia de Steven Spielberg en Amazing Stories.

La llegada del mundo 3D alteraría mucho las aventuras gráficas, que intentaban adaptarse a este nueva tecnología. Uno de los últimos proyectos de LucasArts sería Grim Fandango (1998). Y luego vendrían remasterizaciones de viejos títulos. 

La empresa terminó desapareciendo y sus diseñadores fundaron otros estudios. Tim Shafer crearía Double Fine Productions con nuevas versiones en Grim Fandango Remastered (2015), Day of the Tentacle Remastered (2016), y Full Throttle Remastered (2017); pero también títulos novedosos en otros géneros pero con el mismo sello como Psychonauts.

Finalmente, Brendan Q. Ferguson, Dave Grossman y Chuck Jordan formarían Telltale Games en el 2005. Con un estilo de juego dividido por episodios, la empresa iría obteniendo los derechos de varios videojuegos para secuelas como Tales of Monkey Island y una trilogía de Sam & Max.  Pero eso no impediría crear franquicias de otros productos como The Walking Dead, Game of Thrones o Batman

Todo esto viene al caso de que Ron Gilbert y Terrible Toybox, Lucasfilm Games y Devolver Digital traerán nuevamente la saga de Monkey Island con Return to Monkey Island este 2022. 

 

 

 

Deja un comentario

Botón volver arriba