Basquet

Argentina, camino a una barrida olímpica

Del 25 de julio al 7 de agosto, Tokio tendrá cita con el básquet en los Juegos Olímpicos. Luego del sorteo en la sede de la Federación Internacional de Básquet (FIBA)- ubicada en Suiza-, se conoció que la Argentina volverá a cruzarse con España, tras la definición del último Mundial en China 2019, por el Grupo C.

Además, deberá chocar contra los anfitriones- dirigidos por el argentino Julio Lamas- y el equipo ganador de uno de los cuatro preolímpicos (entre los que figura como favorito Lituania), en el Super Arena de Saitama. Los otros dos grupos estarán conformados por Irán, Francia, Estados Unidos, Australia, Nigeria y tres clasificados de instancias previas.

La próxima edición sufrió una modificación en su formato, mujeres y hombres tendrán el mismo sistema. De las 12 selecciones (divididas en tres grupos), pasarán de ronda las dos mejores de cada zona y las dos mejores terceras. Para determinar los emparejamientos de los cuartos de final, habrá un sorteo al finalizar la etapa anterior. No podrán jugar dos equipos que hayan compartido la fase inicial.

En este marco, el entrenador albiceleste, Gabriel Piccato, analizó los rivales aunque apuesta a una mirada hacia adentro para imponerse. De todos modos, su cabeza está puesta en la ventana FIBA de este mes (27 y 28), en la que el combinado nacional enfrentará a Colombia (local) y Chile. Es que este torneo dará lugar a la AmeriCup 2022, clave para obtener una de las siete plazas para la Copa Mundial de Filipinas, Japón e Indonesia en 2023.

Ante la incertidumbre presente por el Coronavirus, Piccato- reemplazante de Sergio Hernández, quien decidió continuar su carrera en el Zaragoza español- piensa en el ahora. «Para un atleta no tener una visión de futuro, es muy difícil encauzar la energía. Lo conveniente es ir al momento presente y aferrarse a ciertos hábitos, que eso nos haga transitar el presente de una forma más feliz y que como consecuencia sirva para lo que viene», expresó en diálogo con FRECUENCIA ZERO.

Por otro lado, el director técnico, quien desconoce su futuro después de los Juegos, se refirió a la llegada de Facundo Campazzo a la NBA. «Ojalá muchos jugadores puedan dar ese salto de categoría», señaló. Ya que el rendimiento individual, generará un beneficio en lo colectivo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Coronavirus